EL DERECHO EXPECTANTE DE VIUDEDAD

LEGAL

EL DERECHO EXPECTANTE DE VIUDEDAD

Francisco Moreno Andrés (www.franciscomorenoabogado.es)

Durante el matrimonio, el derecho de viudedad se manifiesta como expectante a favor de cada uno de los cónyuges, y tanto respecto de los bienes propios, como de los bienes consorciales. Como el usufructo, el derecho expectante es universal; y además en el caso de los bienes inmuebles, y de las empresas o explotaciones económicas, este derecho expectante no se extingue por su venta, salvo en los casos que se recogen en el CDFA, que son: la renuncia expresa, que requiere escritura pública; la venta válida de un bien consorcial; la enajenación de un bien privativo incluido en el tráfico habitual de la profesión o negocio de uno de los cónyuges; partición y división de bienes; la venta de bienes de un cónyuge declarado ausente; y la expropiación o reemplazo por otros bienes en virtud de procedimientos administrativos. Lógicamente y así lo reconoce la ley, no es necesaria la renuncia en todas aquellas enajenaciones en las que han concurrido ambos cónyuges. Y qué ocurre si un cónyuge quiere vender un bien privativo, y el otro se niega a renunciar al derecho expectante. La norma ha previsto mecanismos para estos posibles casos abusivos, y el cónyuge que quiere vender su bien puede pedir al Juez declarar extinguido el derecho, antes o después de la venta, atendiendo a las necesidades o intereses familiares. También se extingue en la enajenación judicial (subasta) de un bien por deudas contraídas por ambos cónyuges, o de las que deban responder ambos, o por deudas anteriores al matrimonio, o por razón de donaciones o sucesiones. Si son muebles los bienes, se extingue el derecho expectante en cuanto salen del patrimonio.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *